La radiofrecuencia

La radiofrecuencia son radiaciones electromagnéticas que oscilan simultáneamente en el campo eléctrico y magnético. Es una tecnología capaz de entregar la energía de la radiofrecuencia selectivamente en la dermis profunda y en las capas subdérmicas mientras se protege la epidermis y así poder luchar contra la flacidez y la celulitis.

La radiofrecuencia genera un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo, lo que causa un movimiento rotacional de las moléculas que genera calor en la parte más profunda de la dermis actuando sobre el tejido adiposo, incrementando su metabolismo y forzándolas a liberar la grasa acumulada lo que hace disminuir su tamaño.

Dado que el aparato de radiofrecuencia tiene cabezales tanto Unipolar Radiante como Bipolar, podemos entregar la energía a distintas profundidades, y así tratar distintos tipos de celulitis, y también la laxitud facial y de otras áreas.

Además favorece la formación de nuevo colágeno, tanto en la piel como en el tejido subcutáneo, permitiendo que todo el tejido adquiera firmaza.

La radiofrecuencia es indicada para:

- Tratamientos reductores.
- Tratamientos anticelulíticos y reafirmantes.
- Flacidez

Sesiones recomendadas:

El número de sesiones necesarias es variable y va a depender del estado de cada paciente y el nivel de exigencia del mismo, pero se consideran necesarias entre 4 y 6 en facial, y entre 6 y 8 en tratamientos corporales. Lo ideal es realizar 1 sesión semanal.

Intervalo mínimo entre sesión de 3 días